Unidades Móviles de Salud sin Fronteras iniciaron rutas de atención

Unidades Móviles de Salud Sin Fronteras, recorren los municipios del Cesar, en una estrategia puesta en marcha por la Gobernación del Cesar para detectar tempranamente el cáncer de mama y cérvix, que son una causa importante de mortalidad en este departamento, así como en Colombia y el mundo.

 

La iniciativa es del gobernador Luis Alberto Monsalvo, quien se basó en cifras oficiales que indican que en Colombia, cada año mueren 3.000 mujeres de cáncer de cuello uterino y 2.250 mujeres de cáncer mamario. Asimismo las cifras de la Secretaría de Salud Departamental señalan la alta  incidencia del cáncer en el Cesar, donde en los últimos 10 años se diagnosticaron 4.637 casos de esta enfermedad, en una proporción del 20,94% de cáncer de mama y 13,75% de cáncer de cérvix.

 

“Es mejor prevenir que curar”, asegura el mandatario, quien declara que las mujeres de zonas rurales y alejadas del departamento tienen más riesgo de morir de cáncer por la imposibilidad de un diagnóstico en estadios tempranos de la enfermedad, que les permita recibir tratamiento oportuno y eficiente. Por eso adquirió varias unidades móviles, entre ellas, dos ginecológicas que están dotadas de mamógrafos y ecógrafos con los cuales se están realizando exámenes de mamografías, citologías y ecografías a mujeres de escasos recursos de distintos municipios del Cesar.

 

La estrategia busca impactar el cáncer de mama y de cérvix de una manera directa, logrando que en el departamento del Cesar se detecten casos de manera precoz para poder salvar vidas. El gobernador Monsalvo dijo también que “las unidades móviles de Salud sin Fronteras permitirán eliminar barreras y acercar los hospitales a la comunidad, para que puedan llevar sus servicios hasta las zonas más apartadas, los corregimientos y las zonas de difícil acceso”.

 

En los primeros  tres meses de operación, las unidades de Salud sin Fronteras recorrieron comunidades las comunidades rurales El Hatillo, Llerasca, Plan Bonito, Cuatro Vientos, Boquerón, Potrerillo, Casacará, Estados Unidos, La Sierrita, La Loma, La Palmita, La Victoria, La Guajirita, Poponte y Rincón Hondo. Atendieron 10.900 personas, el 50% de ellas en charlas de prevención y 5.400 fueron atendidas en consultas; se practicaron 400  mamografías de las cuales 150 fueron detectadas para seguimiento, 30 de estas con sospecha de cáncer y 10 ya tienen biopsia. Es el camino para emprender oportunamente el tratamiento que les permita salvar su vida.