Las regalías son una miseria para los compositores vallenatos

Por @UbaldoAnayaF

El éxito de canciones como Marianita, que le sirvió al Churo Díaz para catapultarse a la fama, tras grabar una nueva versión en homenaje a su padre, Adaníes Díaz, quien publicó el tema inicialmente al lado del acordeonero Héctor Zuleta Díaz, sólo le ha traído dolores de cabeza a su compositor, Juan Segundo Lagos, quien tuvo que recurrir a una conciliación judicial para lograr algún dinero con el cantante, pero que no ha recibido ni un solo peso de regalías por esa segunda versión.

Sólo dos mil quinientos pesos le reportó la disquera a Juan Segundo Lagos, como regalías por las ventas del disco grabado por El Churo Díaz.

Sin embargo, Lagos, a quien le han grabado más de 70 canciones vallenatas, afirma que solamente El Churo Díaz compró cinco mil discos para promocionar el trabajo en homenaje su padre, pero curiosamente esas regalías no aparecen.

Las disqueras argumentan que la piratería es la que afecta directamente la venta legal de la música y es por ello que las regalías para los compositores han bajado al punto de que lo que reciben es casi una miseria.

“Los Discos de Oro y de Platino que reciben los artistas por sus ventas millonarias, son sólo una estrategia publicitaria”, asegura Juan Segundo Lagos, porque, según las disqueras, “tales cantidades no se venden y los discos de reconocimiento se entregan para fortalecer al artista, pero las regalías no se ven porque es sólo una estrategia publicitaria”.

Juan Segundo Lagos es abogado de profesión y de joven pudo estudiar derecho en Bogotá, por los recursos de regalías que le pagaron por más de cinco años por su éxito Marianita, grabado por Díaz y Zuleta.

Pero tal como le ocurre con el caso de Marianita, cuyas regalías no se ven, a pesar de ser una de las canciones más exitosas de El Churo Díaz; algo similar le pasa con la canción El camino de mi existencia, que da título a la reciente producción de Iván Villazón.

Asegura Lagos, natural de La Jagua del Pilar, en el sur de La Guajira, que Villazón le entregó dos millones de pesos, cuando salió el disco, pero que es poco lo que ha recibido de regalías.

Pero frente a tantos inconvenientes para poder ganar dinero con las composiciones, ¿por qué los compositores siguen entregando sus canciones a los cantantes? Juan Segundo asegura que es para mantenerse vigente, porque de lo contrario, desaparecerán del listado de compositores de Sayco que reciben regalías por las sonadas de las canciones.

A pesar de todo ese sufrimiento, Juan Segundo Lagos, a quien Luis Vargas, El Rey Supremo de la Bachata, un artista internacional le grabó hace muchos años la canción titulada ‘Con los crespos hecho’, pero con el nombre de ‘Loco de amor’, sin que él se percatara, dice que es feliz como compositor.

‘Loco de Amor’ ha sido tan exitosa en el exterior que desde hace más de 20 años Luis Vargas la mantiene en su reportorio artístico en cada presentación que realiza, pero las regalías nunca llegaron porque no fueron reclamadas oportunamente ante el desconocimiento de esa grabación en ritmo de bachata.

La radiografía mostrada por Juan Segundo Lagos es la cruda realidad que viven los creadores vallenatos, quienes hacen crecer a la industria musical para que ganen los cantantes, acordeoneros, disqueras, cajeros, guacharaqueros y hasta los utileros, pero ellos, los compositores, nada reciben y muchos viven y mueren en la miseria.