En finca de Silvestre Dangond instalaron transformador sin autorización

La empresa Electricaribe encontró en la finca La Victoria, en jurisdicción del municipio de Bosconia, un transformador instalado sin la respectiva autorización legal. El gerente de Electricaribe en el Cesar, Johan Arango Uribe, confirmó que el propietario de la estancia agrícola solicitó autorización para la instalación, pero no entregó la documentación requerida para tal fin.

El equipo eléctrico, de 30 Kva, fue instalado sin la autorización de la empresa, generando pérdidas mensuales por dos millones de pesos por energía dejada de facturar, según dijo Arango Uribe.

RPT Noticias habló telefónicamente con el administrador de la finca, La Victoria, Juan José Vargas, quien aseguró que en esa propiedad se está instalando el sistema eléctrico a cargo del ingeniero Erick Anaya.

Anaya habló con RPT Noticias, también telefónicamente, y dijo que tiene toda la documentación requerida presentada ante  Electricaribe y en ningún momento se ha conectado de manera ilegal.

Pero el caso de la finca La Victoria, ubicada en cercanías de Bosconia, no es el único en el Cesar. En otras regiones rurales también se han detectado conexiones fraudulentas

El gerente de Electricaribe en el Cesar aseguró que las pérdidas generadas por defraudación de fluido le representan a la empresa el 18 por ciento, lo que ha generado pérdidas superiores a los 250 mil millones de pesos.

La finca La Victoria, es Bosconia, es de propiedad de Silvestre Dangond. Y según la información conocida por RPT Noticias, fue el mismo Dangond Corrales quien firmó la solicitud de instalación del transformador.

Sin embargo, Juan José Vargas, el administrador de la finca La Victoria le dijo a RPT Noticias que el cantante urumitero, quien ahora reside en Estados Unidos, no llega a esa propiedad desde hace mucho tiempo y que la firma suya aparece en la solicitud del servicio porque es él quien firma dichos documentos por ser el propietario.

RPT Noticias conoció, también, que ni el cantante Silvestre Dangond ni el mánager general de su agrupación, Carlos Bloom, están enterados de lo que informó la empresa de energía a través de un comunicado que indica que “tras una investigación exhaustiva por parte de personal especializado de Electricaribe, se detectó un transformador ilegal en la finca La Victoria, en inmediaciones de Bosconia”.

El comunicado de Electricaribe es el siguiente :

“Tras una investigación exhaustiva por parte de personal especializado de Electricaribe, se detectó un transformador ilegal en la finca La Victoria, en inmediaciones de Bosconia.

Los técnicos encontraron un transformador de 30 Kva, el cual fue puesto en operación sin autorización de Electricaribe, ocasionando unas pérdidas mensuales para la empresa del orden de los 2 millones de pesos.

Es importante aclarar que el propietario del predio radicó en la empresa la solicitud para la instalación del transformador, pero no se aportaron los documentos respectivos y los requisitos exigidos por la compañía. En consecuencia, de manera ilegal y anti técnica el transformador fue puesto en funcionamiento en la finca La Victoria, en la vía que conduce de Bosconia a Cuatro Vientos.

Para garantizar la seguridad de los clientes y la correcta operación de la red de distribución eléctrica, la empresa dejó  suspendido el servicio de energía en la finca hasta que  hayan sido verificadas las condiciones técnicas y de seguridad de las redes afectadas.

Por este delito, establecido en el Código Penal como Defraudación de fluidos, Electricaribe emprenderá todas las acciones penales correspondientes con las autoridades competentes y se realizará cobro correspondiente a la finca La Victoria por Energía Dejada de Facturar, EDF.

Para la empresa “la manipulación ilegal de la infraestructura eléctrica y el robo de energía, no solo afecta la capacidad de inversión de la compañía sino también la calidad y confiabilidad del servicio para todos los usuarios del región Caribe”.

El fraude eléctrico es una actividad delictiva que le significa a Electricaribe pérdidas anuales superiores a 285 mil millones de pesos, afectando la posibilidad de desarrollar mayores inversiones para la mejora del suministro de energía a sus clientes”.