Udes desarrolla proyecto socioempresarial en El Hatillo, Cesar

Por Letty Polo

En total 184 familias de la vereda El Hatillo, en El Paso Cesar, que conforman las siete organizaciones que fueron definidas dentro del convenio UDES – PNUD, continúan recibiendo acompañamiento permanente para el fortalecimiento socio empresarial de sus organizaciones.

El proyecto “Desarrollo Económico Incluyente en Comunidades de El Hatillo” que inició en octubre de 2015, terminará dentro de dos meses, así lo informó la coordinadora de extensión de la UDES y del proyecto, Astrid Navarro Rodríguez, al tiempo de mencionar que buscan que la población mejore las capacidades alrededor de la asociatividad empresarial, del desarrollo de actividades productivas y de la generación de ingresos que les permitan tener una sostenibilidad cuando se logre el reasentamiento.

Navarro Rodríguez dijo además que el papel de la Universidad de Santander es precisamente ayudar a generar esas capacidades que necesita la población de este proyecto que lidera el PNUD en el Cesar, “la institución está totalmente comprometida con este y otros proyectos a futuro que se están trabajando en diferentes zonas del departamento”, agregó.

Avances

A la fecha ya realizaron la actualización de las tres asociaciones que se encontraban en proceso, se cambiaron las juntas directivas, actualizaron los objetos sociales y las dos nuevas también se actualizaron: una de producción apícola, y otra de producción agrícola; existe otra de producción piscícola que se encuentra por el momento suspendido el proceso, a petición del mismo PNUD y una séptima organización, la Junta de Acción Comunal.

La JAC si bien no es una organización de base productiva es una organización social que entra a liderar todos los procesos tanto de seguimiento como de acompañamiento a todo lo que será el reasentamiento del nuevo Hatillo “en ese sentido la Universidad con sus profesionales ha estado apoyando la parte inicial del proceso que fue el diagnóstico y determinar el estado actual con la profesional psicosocial del proyecto, Liliana Quintero, encargada de liderar todo el proceso de actualización, registro y capacitación de la Junta de Acción Comunal”, detalló Navarro Rodríguez.

En consecuencia la profesional psicosocial dijo que no se podía dejar de lado este tema que en últimas va a fortalecer todo el proceso comunitario y  emotivo, que se llevará a cabo entre esas asociaciones y las comunidades. “En la Junta de acción comunal se apoyó todo el tema del proceso de elección, capacitaciones y funciones que deben cumplir los dignatarios de la junta de acción comunal, aquí se hace un trabajo psicosocial donde se maneja todo el tema de autoestima, trabajo en equipo, valores, y se complementa con la planeación estratégica”.