Se reportan los primeros quemados por pólvora en Cesar

Por Ubaldo Anaya Flórez

Pólvora Noche de Velitas y Diciembre. En menos de 24 horas se cayeron las estadísticas por quemados por pólvora en el Cesar.

La celebración de la Noche de Velitas bastó para que los cesarenses irresponsables manipularan pólvora. Ocho de ellos, resultaron quemados. Pero lo que es peor, es que dos de los quemados son menores de edad.

Según el reporte entregado por la secretaria de salud del Cesar, Esmeralda Guardias, los casos se registraron en Aguachica, Valledupar y El Paso.

En Valledupar,son tres personas lesionadas con pólvora. Dos mujeres y un hombre. Mientras que,en Aguachica, dos adultos y un menor de edad resultaron quemados por la pólvora. Según los primeros reportes, en Aguachica, en la vía al Juncal, un hombre se movilizaba con un menor de edad en una motocicleta. Al parecer, movilizaban totes entre sus piernas y por el calor habrían estallado. Esta situación causó quemaduras graves al menor en sus extremidades inferiores y al adulto, en la espalda. Los dos fueron remitidos a centros asistenciales cercanos.

Los otros dos casos ocurrieron en La Loma, en jurisdicción de El Paso, zona minera del Cesar. Allí, un adulto y un menor de edad resultaron lesionados con la pólvora.


Casos en Cesar

En el Cesar, los quemados por pólvora este año se han disparado un 300% frente al mismo periodo de 2017. Entre el 1 y el 8 de diciembre de 2017, se registraron dos casos de lesiones por pólvora. Ellos ocurrieron en el municipio de El Paso.

En el mismo periodo de este año, ya van ocho lesionados por pólvora.

Según el Boletín Número 8 del Instituto Nacional de Salud, al 8 de diciembre de 2018, se han registrado en Colombia, 95 lesionados por pólvora. Eso es un 45,7% menos que en el mismo periodo de 2017. El año pasado se registraron 175 casos.

En 2017 fueron 92 menores de 18 años. Este año van 39. Eso equivale a una reducción del 57,6%.

En los primeros 8 días de 2018, en Colombia, van 56 adultos quemados con pólvora. En el mismo periodo de 2017, los quemados fueron 83. Ello significa, también, una reducción del 32.5%.

A pesar de las fuertes campañas que se adelantan en los municipios del país contra el uso de la pólvora, tal parece que la arraigada cultura de quemar pólvora en Navidad se resigna a desaparecer.


Pólvora Noche de Velitas y Diciembre

En el barrio La Floresta de Valledupar, mientras suena una canción de Churo Díaz, un cantante de música vallenata, un hombre joven con pinta de paisa, quema totes y salta de la felicidad. Lo curioso es que, sobre el piso, con pintura blanca reza un letrero: “Feliz Navidad”. Es muy probable que esa felicidad pueda perderse porque, mientras ingiere licor, los totes que quema podrían afectarle su cuerpo.

Es la misma felicidad que se ve en muchos sectores de la ciudad de ciudadanos que celebran quemando pólvora, cada canción que suena en su equipo de sonido.

El Instituto Nacional de Salud informó sobre los elementos pirotécnicos más utilizados en Colombia.Los totes ocupan el primer lugar con el 27,4%. Seguido de los voladores con el 14,7%. Los volcanes y cohetes ocupan el tercer puesto con el 6,3% cada uno. Mientras que las luces de bengala, en el quinto lugar, con el 4,2%. Otros elementos utilizados representan el 29,9% de los artefactos que causan lesiones en las personas.

El día con más quemados

El 7 de diciembre es el día con más quemados por pólvora en Colombia este año. En el país ocurrieron 38 casos. El mismo día de 2017 fueron 66. Le sigue el 8 de diciembre. Este año se registraron 15 quemados en el país. El año pasado, 54. Las cifras muestra, en todos los casos, una importante disminución de los casos.

El año pasado, el 31 de diciembre registró el mayor número de lesionados con pólvora. Fueron 95 casos. Le siguieron el 25 de diciembre, con 70 quemados. Y el 24, con 54 quemados por pólvora.

El primero de enero de 2018 ocurrieron en Colombia 191 lesionados por pólvora, siendo la cifra más alta en el periodo analizado del 1 de diciembre de 2017 al 14 de enero de 2018.

Cultura de la Pólvora

La cultura de la quema de pólvora, arraigada en pueblos y ciudades de Colombia no desaparece. Las estadísticas muestran que el 86,3% de los casos de este año, corresponde a quemaduras. Ello significa, 82 casos. Le siguen las laceraciones, con el 68,84%, correspondiente a 65 casos.

La amputación de miembros representa un 23,2% de los casos ocurridos este año. Nueve personas han sido amputadas. Nueve personas también han resultado con daño en sus ojos, lo que equivale a un 9,5% del total este año.

Las autoridades de salud en Valledupar y el Cesar han indicado que se reforzarán las medidas de control durante los días que faltan de diciembre. También en las fiestas de Año Nuevo.

Esmeralda Guardias, secretaria de salud del Cesar, dijo que funcionarios de esa sectorial se han desplazado a varios municipios del Cesar para seguir desarrollando campañas de prevención. Mientras tanto, en el municipio de Valledupar, la secretaria Elba Ustáriz Martínez, dijo que se hace seguimiento a los quemados por pólvora.También se intensificarán los mensajes de prevención contra el uso de la pólvora.

Ustáriz invitó a los valduparenses a no seguir utilizando pólvora en las celebraciones decembrinas. Mientras que el secretario de gobierno municipal, Gonzalo Arzuza, indicó que se intensifican los operativos contra la comercialización y uso dela pólvora en todo el municipio.

Los barrios con quemados en Valledupar

La funcionaria de salud municipal informó que los tres casos de Valledupar ocurrieron en los barrios Chiriquí, Arizona y Bello Horizonte.

En Chiriquí, en el sur de Valledupar, una mujer de 17 años, casada y con hijos, se afectó el ojo con una chispita. De inmediato fue trasladada al hospital Eduardo Arredondo Daza del CDV. Posteriormente, al hospital Rosario Pumarejo de López, para valoración por especialista.

Una mujer de 19 años fue trasladada a la Clínica Médicos S.A., del centro de la capital del Cesar. Ella sufrió quemaduras en la mano por estar manipulando pólvora en el barrio Arizona. Ella manipulaba un tote. La mujer fue atendida por el personal médico y posteriormente enviada a casa con las respectivas recomendaciones.

En el barrio Bello Horizonte, en el noroccidente de la capital del Cesar, un hombre de 51 años sufrió un accidente por manipular pólvora. El adulto tuvo compromiso en su mano izquierda. Registra amputación de la primera falange del dedo índice. También, amputación del dedo anular y reconstrucción del dedo pulgar.

Estas lesiones fueron causadas por la manipulación de un tote. El hombre está a la espera de cirugía en la clínica Alta Complejidad del Caribe de Valledupar.

“La recomendación es tener prudencia en las celebraciones navideñas”, dijo Ustáriz Martínez.

Pólvora Noche de Velitas y Diciembre