Este 4 de febrero se celebrará el Día Mundial Contra el Cáncer

El Cáncer de mama es considerado la principal causa de muerte en mujeres por esta enfermedad. En Colombia la cifra de casos confirmados ha aumentado de manera considerable, pues de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud anualmente se diagnostican 7.600 casos nuevos.

Aunque el organismo internacional estima que en el año 2.030, el número de pacientes con cáncer aumente en un 47%, la mortalidad por esta enfermedad deberá disminuir, gracias a los avances de la medicina y al trabajo preventivo que garantizan las entidades promotoras de salud a través de la detección temprana.

Hablemos de la enfermedad 

De acuerdo con Diego Benavidez médico especialista “el Cáncer de mama se produce por un crecimiento descontrolado de las células en el seno, estas células van formando un tumor que a simple vista se podría detectar y aunque se necesitan una serie de exámenes para confirmar si es benigno o maligno, usted puede realizarse el auto examen desde la comodidad de su casa de una manera muy sencilla”.

Pasos para el autoexamen  de seno una vez al mes

  1. De pie y frente al espejo gira el abdomen y busca en cada costado hoyuelos, piel de naranja o desviaciones del pezón.
  2. Observa las características de la piel, pezón, tamaño  y movimiento pendular de ambos, colocando las manos en la cintura
  3. Con el brazo izquierdo levantado  examina con la mano derecha el seno izquierdo, formando círculos alrededor de todo el seno y palpando pezón, areola y axila. Luego realiza el mismo procedimiento con el seno derecho.
  4. Examina suavemente los pezones con los dedos índice y pulgar, observa si hay presencia de algún liquido como secreción espontanea o amarillenta.

Signos de alarma

–       Nódulos o bolas en el seno que no duelan

–       Cambios en el color del pezón

–       Alteraciones de la mama como: hinchazón, enrojecimiento y comezón

–       Formación de costras o heridas.

Factores de Riesgo 

1. Edad: De acuerdo con la Liga Contra el Cáncer, el Cáncer de mama se puede desarrollar en todas las edades, pero existe una gran probabilidad de que se presente en mujeres entre los 15 y 54 años de edad y en niñas que antes de los 11 años hayan tenido su primer ciclo menstrual. 

2. Primer hijo después de los 40 años: Con el tiempo el organismo del ser humano va cambiando, lo mismo pasa con el sistema hormonal de las mujeres. Al sufrir este tipo de transformaciones, el desarrollo hormonal no es igual y este puede llegar a ser uno de los desencadenantes de la enfermedad.

3. Edad de la menopausia: Después de pasar los 50 años de edad, los ovarios de las mujeres  dejan de producir estrógenos y el organismo, a falta de hormonas, puede estar expuesto a desarrollar algún tipo de cáncer. 

4. Historia Familiar: Si dentro de su núcleo familiar alguna persona ha padecido de cáncer de seno, los riesgos de padecer esta enfermedad se duplican, en algunos casos tener antecedentes familiares con cáncer está ligado a tener un gen anormal que en la mayoría de casos desarrolla esta patología.

5. Hiperplasia atípica de la mama: Considerada como una enfermedad precancerosa, la hiperplasia se caracteriza por la acumulación de células anormales en la mama convirtiéndose en un precursor de la enfermedad.

6. Aumento de masa corporal después de la menopausia:Luego de un estudio realizado por el Instituto de Investigación del Cáncer en Londres,  el aumento de la masa corporal en la etapa posmenopáusica de la mujer puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

7. Uso de terapia hormonal por más de cinco años: En el momento en el que una mujer utiliza tratamientos hormonales, estos actúan como proteínas que se ubican dentro y encima de la mama, pero si dentro del organismo existen células cancerígenas estas también pueden acatar la orden de multiplicarse y desarrollar cáncer en la zona.

8. Exposición a radiación ionizante: La alta exposición a radiación desde temprana edad puede desarrollar esta enfermedad, es importante que en el momento de asistir a la realización de exámenes como tomografías, tacs o radiografías, se usen las medidas de seguridad necesarias, en especial si se realizan en la zona del tórax.