Lista hoja de ruta para formular la política de equidad de género en el sector minero-energético

El Ministerio de Minas y Energía presentó este viernes, en el marco de la jornada “Mujer, energía que transforma: retos y desafíos para la equidad de género en el sector de minero energético”, la hoja de ruta para la incorporación y formulación de la política de equidad de género en el sector minero-energético, la cual define las bases para fortalecer y potenciar el papel de la mujer en esta industria.

La política plantea cuatro ejes principales: la participación de la mujer con educación, empoderamiento y procesos de selección y ascenso; el cierre de brechas salariales, el aumento de las posiciones de liderazgo y el fortalecimiento de la cultura organizacional. De este modo, se busca avanzar en el cumplimiento del Objetivo 5 de Desarrollo Sostenible, sobre la igualdad de Género, que consiste en poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas.

Para la Vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, la inclusión representa un importante desafío para el sector minero-energético. “Queremos que la mujer sea incluida en todos los campos de la actividad minero energética porque si las mujeres les interesa trabajar en cualquier actividad lo importante es abrirles el espacio. Este sector de minas y energía es importante para el desarrollo nacional y desde aquí brindaremos condiciones para que las mujeres sigan creciendo”. 
En este sector, para 2016, las mujeres participaban tan sólo en un 16.6% con respecto a los hombres que ocupaban el 83.4% de los cargos. A la fecha esta cifra ha aumentado llegando a representar el 20% de mujeres que laboran en la minería, pero no es suficiente.

Señaló que “en la industria existen avances importantes, que incluyen la generación de acciones dirigidas a incorporar a las mujeres en áreas estratégicas y de decisión o para que aporten laboralmente en la operación misma, lo que representa grandes e importantes retos para Colombia. Vamos a seguir impulsando para que sean muchas más las que lleguen a cargos de decisión y poder en todos los sectores económicos, políticos y sociales del país y ese es uno de nuestros propósitos”.

Para la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, “la hoja de ruta que presentamos hoy es una herramienta que marca el camino para construir de forma participativa la política que permitirá darle mayor protagonismo a la mujer en el sector minero-energético y pasar del discurso a la acción. La equidad de género es un factor de competitividad, de reputación empresarial y de desarrollo. Este no es un diálogo exclusivo de mujeres, debe ser un compromiso de toda la sociedad para generar equidad y oportunidades”, sostuvo.

Según el ministerio del Trabajo, la participación laboral femenina se ha estancado en aproximadamente el 54% desde el año 2012 hasta 2018. Los datos del DANE indican que, para el cierre del año 2018, en Colombia el desempleo de las mujeres fue de 12,74%, y el de hombres de 7,4%; y la diferencia salarial entre hombres y mujeres en las zonas urbanas es del 19,8%, mientras que en el ámbito rural representó el 45%.

“Uno de los propósitos del Gobierno Nacional es darle la importancia que merece el rol que tiene la mujer en la sociedad colombiana y por eso desarrollamos iniciativas que promuevan la igualdad de género en el campo laboral y ayuden a cerrar la brecha existente entre hombres y mujeres”, afirmó la ministra del Trabajo, Alicia Arango.

Por otra parte, la titular de la cartera de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, aseguró que la transformación energética, con la que está comprometido el Gobierno Nacional, representa nuevas oportunidades para reducir esta brecha y seguir apuntándole a la equidad de género en Colombia.
 
“Las energías renovables son una oportunidad para avanzar hacia una mayor equidad, con la generación de empleo. Según datos del International Renewable Energy Agency (IRENA), el sector de energías renovables a nivel mundial tiene una participación del 32% de la mujer en mano de obra, mientras que en el de gas y petróleo es del 22%”, puntualizó.

Según el reporte Índice Global de Brechas de Género del WEF, que mide los componentes de participación y oportunidades económicas, nivel de educación, salud y empoderamiento político, Colombia ocupa el puesto 40 de 149 países. El ranking lo lideran Islandia, Noruega, Suecia, Finlandia y Nicaragua.