10 consejos para ahorrar en tus vacaciones

Las vacaciones pueden volverse muy caras rápidamente. ¡Incluso antes de haber puesto un pie en el aeropuerto ya se habrá gastado una pequeña fortuna! Por esta razón te ofrecemos una lista de consejos prácticos para asegurarte de controlar perfectamente tu presupuesto.

1. Vuelos y ofertas

Lo importante es mantenerse en calma y no reservar el primer vuelo que encuentras. Se pueden encontrar buenos precios en los tiquetes Ryanair y de otras aerolíneas en determinados momentos de la temporada. Los sitios como como Despegar.com son útiles para encontrar horarios y operadores más baratos para tu viaje.

2. Considerar los paquetes todo incluido

Puedes encontrar buenas ofertas si estás buscando unas vacaciones “todo incluido”. Todo, incluso el avión, el transporte y el hotel, a veces puede ser más barato que pagar solo el tiquete de avión, especialmente para destinos lejanos.

Los paquetes a Medellín u otros sitios de Colombia cuentan con valores seguros si se reservan con mucha anticipación, o si espera algunas semanas, o incluso algunos días antes de la salida para aprovechar las ofertas de último momento. 

3. Contrata tu seguro de viaje tan pronto como hagas tu reserva

No espere hasta la semana anterior a tu viaje para preocuparte por el seguro de viaje. Organiza esto tan pronto como tus vacaciones estén reservadas y estarás cubierto si necesitas cancelar tu viaje debido a circunstancias inesperadas.

4. Elige la opción con devolución de dinero al reservar

Ya sea que reserves unas vacaciones completas o solo vuelos, no hay forma más fáciles de ahorrar dinero.  

5. Toma un viaje barato hacia el aeropuerto

Sea cual sea el aeropuerto al que vayas, investiga cuáles son los medios de transporte público para llegar ahorrando tanto dinero como sea posible.

Por supuesto, depende de desde dónde vienes, pero date un poco más de tiempo y puedes ahorrar mucho dinero. Por ejemplo, tomar el metro hasta el aeropuerto en lugar de tomar el tren.

6. Sé inteligente con la comida

Antes de ir, es probable que revises tu pasaporte, documentos y teléfono, pero no olvides otra cosa muy importante: la comida.

La mayoría de las aerolíneas ofrecen comida a bordo, y los precios suelen ser mucho más caros. Si te quedas en un hotel, ¡es la misma cuestión!

Prepárate con anticipación con un almuerzo para el vuelo y dirígete a un supermercado tan pronto como llegues al destino para cocinar tu propia comida.

7. Revisa los precios, incluso después de la reserva

Si has reservado una habitación de hotel con cancelación gratuita, observa el comportamiento de los precios. Si las habitaciones son más baratas justo antes de salir, sólo debes cancelar tu reserva y volver a hacerla para ganar algo de dinero.

Puedes usar esta táctica con las aerolíneas: si el precio de su vuelo baja después de haber reservado, puedes ponerte en contacto con el servicio para obtener un descuento en tu próximo vuelo.

8. No te avergüences con lo superfluo

El embarque acelerado y la selección de asientos son adiciones encantadoras a tu viaje, pero son inútiles y pueden incluso duplicar el precio de un vuelo barato.

Asegúrate de haber leído todas las reglas sobre el equipaje, pesa cuidadosamente todas las piezas y no lleves bolsas adicionales. Ser sorprendido por exceso de peso en el aeropuerto es mucho más costoso que pagar el equipaje extra por adelantado.

9. Sé inteligente en tu almacenamiento

Embalar con cuidado no solo sirve para evitar el exceso de equipaje. También es para evitar comprar artículos innecesarios en el aeropuerto o cuando hayas llegado a tu destino. Por ejemplo, para un viaje de fin de semana, compra botellas recargables pequeñas para tu bolso de mano y llénalas con champú, acondicionador, loción y gel de ducha.

La línea de seguridad no solo será mucho más rápida, sino que no tendrás que gastar en artículos costosos antes de apresurarte hacia la puerta de embarque.

10. Sé flexible en tus fechas

No hace falta decir que3 si evitas los períodos de alta demanda como los días festivos o las vacaciones escolares, ganarás la batalla cuando llegue al presupuesto.

Si tienes hijos y no puedes ir en otras fechas que no sean las vacaciones de verano, salir al final de las vacaciones puede ser una gran solución.

Como muchos padres rechazan la idea de irse justo antes de que los niños regresen a la escuela, puedes encontrar buenas tarifas para las habitaciones de hotel.

Loading...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.