Oficina de Jurados: medida de la Registraduría para garantizar transparencia

Construir una base de datos de jurados de votación que sea confiable, dinámica y que permita garantizar que las elecciones cuenten con la cantidad de jurados necesarios para cumplir con lo establecido en la ley y con los procedimientos electorales, generando resultados cada vez más transparentes, es una de las funciones que cumplirá la Oficina de Jurados.

Con el fin de dar continuidad a la tarea que la Registraduría Nacional del Estado Civil viene adelantando para garantizar la transparencia en los comicios, se implementó un sistema de información u Oficina de Jurados, a través de la cual la Registraduría podrá llevar un mayor control del cargue, depuración, selección y control de asistencia de los jurados de votación.

Esta Oficina que ya está en funcionamiento, inició labores a partir de diciembre de 2013, para las elecciones de Congreso de la República y Parlamento Andino que se desarrollarán el 9 de marzo de 2014 y para las elecciones de Presidente y Vicepresidente de la República, que tendrán lugar el 25 de mayo.

La Dirección de Censo Electoral en Bogotá, a través de la Circular 264 del 4 de diciembre de 2013, solicitó a las Registradurías a nivel nacional, el listado de las compañías, establecimientos educativos y universidades con que cuenta cada municipio, para que dicha información sea verificada por cada Registrador y cargada en el aplicativo creado para esta oficina.

Ley 163 de 1994 en su parágrafo 1 del artículo 5 expresa que “los nominadores o Jefes de personal que omitan relacionar los empleados o trabajadores aptos para ser nombrados como jurados de votación, serán sancionados con la destitución del cargo que desempeñan si son servidores públicos y, si no lo fueren, con multas equivalentes hasta de diez (10) salarios mínimos legales mensuales vigentes, a favor del Fondo Rotatorio de la Registraduría Nacional del Estado Civil”.

El procedimiento de ingreso de la información está divido en dos etapas, la primera en la que las empresas a través de un usuario y contraseña que la Registraduría previamente les proporciona, ingresan todos sus datos con el fin de conformar la base preliminar. Posteriormente la Oficina de Jurados verifica que dicha información sea la misma reportada a través de los listados y que cumpla con los parámetros y requisitos establecidos por la ley, para así crear la base de datos.

Con el fin de establecer la idoneidad de la información en cuanto a la legalidad de las empresas, instituciones educativas y universidades reportadas, la Registraduría cuenta con el apoyo de entidades como la Cámara de Comercio, el Ministerio de Educación, la Secretaría de Salud y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia – Dian, entre otros, con quienes se cruzan los datos reportados.