Se fugó mujer acusada de homicidio de comerciante

Por: Wendy Peralta

La falta de personal del Inpec para realizar las respectivas visitas a internos de la Cárcel Judicial de Valledupar que gozan del beneficio de ‘casa por cárcel’, permitió que Emilia Lascarro Rumbo se fugara de su residencia tras conocer que había sido condenada a 37 años de cárcel por el crimen de la comerciante María Antonia Cogollo Salazar, esposa de su exmarido.

La mujer debía estar en su vivienda en Urumita, La Guajira, municipio ubicado al menos una hora de Valledupar, luego de que al inicio de la investigación un juez la cobijara con medida de aseguramiento domiciliaria porque es madre cabeza de hogar.

En diálogo con RPT Noticias, el presidente de la Unión de Trabajadores Penitenciarios Seccional Valledupar, Víctor Rodrigo Giraldo, confirmó la fuga de Emilia Lascarro Rumbo y dijo que la falta de mecanismos del Inpec facilitó el delito, debido a que sólo dos funcionarios están destinados para este oficio y no cuentan con las herramientas de traslado. Además, es grueso el número de detenidos que goza con la medida de casa por cárcel.

La condena de Emilia Lascarro Rumbo se produjo cuatro después del crimen de María Antonia Cogollo Salazar, ocurrido el 4 de febrero de 2012 en el barrio Doce de Octubre de Valledupar, con base en el testimonio de Isidro Manuel Machado Domínguez a quien presuntamente Lascarro Rumbo le dio un dinero de anticipo para que asesinara a la comerciante María Antonia Cogollo, pero él se arrepintió.

También se basó en la confesión de Javier Enrique Fuentes Pacheco, quien aseguró que fue él quien la mató por solicitud de Emilia.