Condena contra el ‘Monstruo de Tenerife’ genera inconformismo entre familiares de su víctima

Una pena de 20 años de cárcel no es suficiente. A esa conclusión llegaron los familiares de Ricardo Alfonso Jácome Carpio, un mototaxista que fue asesinado en zona rural de Valledupar por Luis Gregorio Ramírez Maestre, el denominado ‘Monstruo de Tenerife’.

Inconformes, se desahogaron en el Palacio de Justicia de Valledupar al término de la audiencia de lectura de fallo por parte del Juzgado Quinto Penal del Circuito con funciones de conocimiento. “Él destruyó todo lo que nosotros teníamos. No es justo, debe tener es una pena más grande”, dijo Fabiola Andrea Jácome, hermana de la víctima.

Condenarán al Monstruo de Tenerife por crimen de tres mototaxistas

Este miércoles, recordaron lo difícil que ha sido su ausencia. “Como él, ninguno. Mi hermano era un niño de casa, trabajador y honrado, que a los 23 años se dedicó al mototaxismo para sacar adelante a sus dos hijos”, recordó la mujer.

Los familiares de Ricardo Alfonso reclamaban la presencia del Monstruo de Tenerife en la vista pública y cuestionaban cómo es que lo hubiesen sentenciado a 20 años de cárcel por los crímenes de tres mototaxistas: Ricardo Alfonso Jácome Carpio, Carlos Alberto Ramírez Algarín y Jesús David Montero Rebolledo.

El Monstruo de Tenerife estaría detrás de restos óseo de Río Seco

Sin embargo, ese fue el acuerdo al que llegó el asesino en serie con la Fiscalía, con el propósito de confesar la autoría en los asesinatos.

Ricardo Jácome Carpio residía en el barrio Villa Luz de Valledupar. El próximo 24 de marzo cumpliría 31 años.

No es la primera condena

El Monstruo de Tenerife permanece recluido en la Cárcel de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, donde purga una sentencia de 34 años por el asesinato del mototaxista Jhon Jairo Amador, en hechos ocurridos en el municipio de Tenerife, en el Magdalena.
También purga una pena de 17 años por el crimen de Marlos Enrique Ceballos González, ocurrido en San Diego, Cesar. La sentencia fue emitida por el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Valledupar.

Luis Gregorio Ramírez Maestre asesinaba a los mototaxistas para hurtarles sus vehículos, les solicitaba el servicio a sus posibles víctimas obligándolas a trasladarse hacia las áreas rurales, donde los internaba en un monte, los amarraba sentados al pie de un árbol dejándolos abandonados hasta que murieran. Al hombre le sindican más de 20 muertes.

Loading...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.