Opinión: Facebook, la máquina de captar votos

Por.  Yeferson Chassaigne Daza

Experto en Seguridad Informática

Las campañas electorales también se juegan en las RRSS (redes sociales), en la que también llegan, cada vez más los partidos políticos y los candidatos que aspiran a los diferentes cargos de elección popular. Para esta parte de Colombia, la región caribe, reinan tres aplicaciones fundamentales, que congregan el mayor número de atención de los usuarios que las utilizan, como lo son; Facebook,WhatsApp e Instagram.

E igualmente este uso también tiene su lado oscuro, como el llamado “Astroturfing”, que trata de polarizar el debate de forma artificial, una vuelta al pantano de la desinformación (es decir, las mal llamadas “Fake News”), lamentablemente para esta parte de la región del país,algunos son ingenuos, manipulables y despistados que caen fácilmente en este tipo de trampas de campañas negras, no comprueban la fuente de información y son engañados con propaganda falsa y, sin pensarlo dos vecesvan compartiendo el contenido fraudulento, que se propaga por la red social confundiendo a muchos.

Las redes sociales son una extensión de nuestra vida, las llevamos en nuestra mano, en nuestro móvil, y llegan directamente al usuario, a su bolsillo, donde permanece el móvil (en este caso, al votante). La clase política las está utilizando de forma muy activa, sobre todo, en Facebook e Instagram y de forma masiva por WhatsApp.

Desde hace unos cuantos años los políticos, en general, se dieron cuenta de que era una herramienta perfecta para captar votos, con estrategias de Microtargeting o Geomarketing electoral para difundir sus mensajes y llegar al mayor número de usuarios que utilizan las redes sociales según la geolocalización e usuario específicos al que le llega las piezas publicitarias y, difusión agresiva del mensaje.

Los mensajes y las ideas se simplifican – ya que se ajustan al post o extensión – y se difunden así los matices y los contenidos grises. Es en esta red, en Facebook, donde se mantienen activos el mayor número de jóvenes y la mayor población que utiliza esta red social, además donde se desarrolla con un gran volumen el “Astroturfing, una técnica que consiste en crear una campaña ficticia de opinión para cambiar tendencias en la opinión pública,con el envío de mensajes e imágenes con contenido para generar polarización.

Por ejemplo, justo después cuando hay un mitin o durante una emisión televisa o radial, nos encontramos con campañas muy fuertes en diferentes redes sociales, en las redes sociales se puede comprobar cómo muchos de los usuarios, que realmente estaban compartiendo teóricamente sobre un partido político o sobre un candidato, ciertamenteno era real, eran falso. De ahí, “la importancia de saber detectar y combatir ese tipo de mensajes”.

La difusión cambia en WhatsApp; al ser una esfera más privada, se gana en confianza, para poder difundir un mensaje a una determinada persona necesitamos tener acceso a su número de teléfono y, en el momento en el que se hace un mensaje viral es complicado el poder contenerlo y es difícil que pueda pararlo, al contrario que Facebook e Instagram u otro tipo de red social, que sí que se puede intentar hacer esfuerzos para controlar este tipo de “Fake News” o cuentas que son falsas, y no es solo de contar con alguien que publica un contenido, NO, se necesita algo mucho más profesional, mucho más dedicado y profundo en el tema, para contrarrestar perfiles falsos y campañas de desinformación y desprestigio.

Ante estas desinformaciones, que hoy por hoy circulan como pólvora por las redes sociales, hay que utilizar el sentido común, no quedarse en el titular (que suele tender a la polarización y a llamar la atención), verificar de dónde procede la imagen o el texto y leerlo íntegramente, porque contrarrestar este tipo de mensajes falsos es complicado y si no se cuenta con el conocimiento y las herramientas necesarias para desvirtuarlo y mitigarlo, puede lograr su objetivo de manipular al votante.

Loading...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.