PESCADOR SE ESCAPÓ DE LAS FAUCES DE UN CAIMÁN, SE SALVÓ DE MILAGRO

Por Álvaro Lora García

Un pescador del corregimiento de Barrancalebrija, jurisdicción de Aguachica, fue atacado por un Caimán cuando lanzó su atarraya en un recodo del río Lebrija, quien según testigos se salvó de milagro, ya que esos reptiles lo que agarran en sus fauces no lo sueltan hasta matarlo.

La víctima de este ataque que dañó la faena de los pescadores de Barrancalebrija, es Eduardo Torresilla Mercado, de 43 años, experimentado en su arte y conocedor de todo lo que se mueve en aguas del río Lebrija y ciénagas aledañas quien dice que está vivo de vainas.

Dijo que “yo tiré la atarraya y cuando la recogía, vi que algo la enredó pero nunca sospeché de nada, creí que era un tronco y me tiré al agua para desenredarla pero apenas caí al agua de una vi la boca enorme del caimán que clavó sus dientes en mi pierna izquierda y alcanzó a arrastrarme unos metros y yo dije; hasta aquí llegué yo”

Afirma que cuando el caimán de casi 4 metros de largo lo llevaba hacía la parte más profunda del río, le hurgó con los dedos un ojo y en ese instante el enorme animal lo soltó y como pudo llegó hasta la orilla donde sus asustados compañeros de pesca lo pusieron a salvo.

El pescador se encuentra en recuperación luego de algunos días en un centro asistencial de Bucaramanga, donde los médicos le dieron 2 meses de incapacidad.

Loading...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.