Víctima de la violencia regresó a sus tierras en El Copey

En 1997 Cristóbal Contreras fue obligado por grupos ilegales a abandonar su predio. Los paramilitares asesinaron a varios parceleros de la zona e incrementaron su presencia  en la vereda Campo Alegre, del municipio de El Copey.

Veintidós años después, este valiente campesino decidió regresar a sus tierras, luego de que el Tribunal Superior de Cartagena decidiera devolverle las tierras que abandonó por causa de la violencia que vivió en los años 90. 

“Que felicidad tan grande siento en lo más profundo de mi corazón, tras recibir nuevamente este predio. Este es el inicio de una nueva etapa en mi vida y de un mejor futuro para mi familia”, afirmó Cristóbal cuando recibió los títulos de propiedad de sus tierras de parte del Juzgado Primero de restitución de tierras de Valledupar.

La felicidad invadió a este beneficiario que, junto con varios colaboradores de la URT, recorrió el predio de 68 hectáreas. Uno de los integrantes de su familia hizo una remembranza de los hechos violentos que durante décadas marcaron sus vidas por causa de los paramilitares y, ahora, con los títulos de propiedad de sus tierras en sus manos prometieron no volver a recordar.

“Fue una etapa dura. La violencia nos cambió la vida pero siempre supimos que algún día llegaría nuestra recompensa. Y eso se dio: tenemos nuestras tierras y las vamos a provechar”, aseguro Cristóbal.

Con la sentencia, el Tribunal ordenó a los entes territoriales garantizar la atención en materia de salud y cuidado psicosocial, con enfoque diferencial, para Cristóbal y su familia. “La Unidad está comprometida con el desarrollo de todas las actividades asociadas con el restablecimiento de derechos sobre la propiedad de las víctimas del conflicto. Vamos a acompañar a Cristóbal en su proceso, para que la explotación de su predio sea conveniente”, indicó la directora de la URT en Cesar y La Guajira, Claudia Manotas.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.