Tres quemados con pólvora en Valledupar

Durante la celebración de despedida de año y recibimiento del 2020, tres personas resultaron lesionadas al manipular pólvora, quienes fueron atendidas en urgencias del Hospital Eduardo Arredondo Daza, sede CDV.
El primer caso ocurrió en el barrio Nuevo Milenio, en donde madre e hijo de nacionalidad venezolana, resultaron lesionados al manipular un artefacto pirotécnico conocido como ‘cebollita’.
Se trata de una joven de 26 años y su hijo de 11, quienes fueron atendidos en el centro asistencial, la madrugada de este 1 de enero, por fortuna, estas dos personas solo presentaron quemaduras de primer grado en la mano, que no comprometió miembros, por tal razón fueron dados de alta una vez recibida la atención.
De acuerdo con la información del centro asistencial, al menor de edad se le tomó sutura y le hicieron las curaciones pertinentes, pero como un niño estuvo involucrado en el hecho de manipular pólvora, este caso fue notificado a la Policía de Infancia y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para los trámites y sanciones correspondientes.
El segundo caso, según el reporte del Sivigila, ocurrió en el barrio San Martín, se trata de un hombre de 25 años que resultó con laceraciones en la cara al manipular un artefacto pirotécnico.
Cabe recordar que la intensificación de la alerta epidemiológica por manipulación de pólvora comenzó el 1 de diciembre de 2019 y se extiende hasta el 11 de enero de este año, por parte de las secretarías Local de Salud y Salud Departamental, y el Instituto Nacional de Salud, INS, con el fin de intensificar la vigilancia de estos eventos de interés en salud pública para evitar que los residentes y visitantes en el municipio de Valledupar, consulten las diferentes instituciones prestadoras de salud, con diagnóstico de lesiones causadas por pólvora pirotécnica e intoxicaciones por fósforo blanco.
Con estos tres casos, se eleva a cinco el número de personas lesionadas al manipular pólvora en el municipio de Valledupar. El primero ocurrió en las Torres de Lorenzo Morales con un adolescente de 13 años y el segundo caso fue en hombre de 30 años, remitido del Hospital Eduardo Arredondo Daza, sede Mariangola, con quemaduras en dedos de la mano.
En diciembre de 2018 y enero 2019 se presentaron 6 casos.
Para evitar que se sigan presentando estas situaciones lamentables, desde la administración de Mello Castro se le hace un llamado a la comunidad para que no utilicen estos artefactos pirotécnicos y se anunció que en conjunto con la Policía Nacional se continuarán con los operativos para controlar la comercialización de estos elementos.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.