Así asesinaron a Juan Felipe Ustáriz

Todos los que estaban en la finca de Juan Felipe Ustáriz, aquel 20 de febrero, sabían que lo habían asesinado.

Ladimir Luna Cano, aceptó los cargos

Pero tuvieron que pasar cinco días para que Medicina Legal certificara científicamente que el cuerpo incinerado, hallado en la camioneta, era el de Puro Ustáriz.

Así se desprende de la información presentada por la Fiscalía durante las audiencias concentradas realizadas la tarde de este sábado en el Palacio de Justicia de Valledupar.

PUEDE LEER: Sepultaron en Valledupar a Juan Felipe Ustáriz

La vista pública era en contra de Ladimir Antonio Luna Cano. Este hombre, de 29 años, fue capturado en zona rural en el sur de Valledupar, como responsable del asesinato del abogado y ganadero Juan Felipe Ustáriz. Homicidio ocurrido el 20 de enero de 2019.

La Fiscalía pudo documentar el caso mediante interceptaciones telefónicas, seguimiento a personas, instalación de micrófonos con capacidad para grabar más de 60 horas y realización de entrevistas a testigos.

De acuerdo a la investigación de la Fiscalía, Luna Cano, conocido como ‘El Ñato’ o ‘Blacho’, fue quien raptó a Puro Ustáriz y disparó en dos ocasiones en la cabeza al ganadero.

Alias ‘El Ñato’ fue capturado por el CTI de la Fiscalía y miembros del Ejército en Los Venados, zona rural en el sur de Valledupar, en viernes 22 de marzo en horas de la noche.

LEA TAMBIÉN: Medicina Legal confirmó que el cuerpo incinerado en camioneta corresponde al ganadero Juan Felipe Ustáriz

Este sábado fue presentado ante el Juzgado Primero Penal Municipal Ambulante con funciones de control de garantías por los delitos de homicidio agravado, incendio y tráfico, fabricación y/o porte ilegal de armas de fuego o municiones.

Inicialmente, Cano Luna se declaró inocente y no aceptó los cargos imputados por el fiscal del caso. Pero durante la audiencia de solicitud de imposición de medida de aseguramiento, se retractó y aceptó los cargos.

Todo ocurrió el 20 de enero de 2019. Juan Felipe Ustariz llegó a la finca a bordo de su camioneta Nissan Frontier y en compañía de su conductor Óscar Pupo y Daniel Arenas, quien se encargaría de vacunar el ganado.

Allí lo esperaban Jason Cano Surmay, Onel Díaz, Manuel Cano Surmay y Julio César Estrada Tobías, quienes habían sido los encargados de agrupar las reses para las labores de vacunación.

Durante la jornada, Ustariz González descubrió unas irregularidades. “Se pudo establecer por el joven Juan Felipe Ustariz González que estaban siendo falta unas reses y que además se habían encontrado varios terneros sin marcar, razón por la que decide llamar a su señora madre y contarle el hallazgo. Minutos después de esta llamada ingresan a la posesión San Joaquín dos personas desconocidas, vestidas con camisas manga larga, guantes y pasa montañas, quienes portaban armas de fuego, tipo revólver, los cuales intimidan a todos los que estaban ahí”, explicó el delegado de la Fiscalía.

LE PUEDE INTERESAR: OPINIÓN: ¿Qué significan los atentados criminales en Valledupar?

Uno de los desconocidos increpó a Jason, Manuel, Onel y Julio, sometiéndolos y tirándolos al suelo, mientras que la otra persona intimidó a Óscar Pupo, Daniel Arenas y Juan Felipe.

“Juan Felipe queda arrodillado. Uno de los sujetos lo levanta, lo agarra por el cuello, se lo lleva a las sillas traseras de la camioneta Nissan Frontier que se encontraba parqueada a pocos metros, lo sube y le dispara en la parte de atrás de la cabeza. Cierra la puerta trasera del carro, regresa a donde estaba el grupo de personas y le dice a su compañero que les quite los celulares”, relató la Fiscalía.

Antes de abandonar el sitio, les advierte que si se levantan, se mueren. Así mismo, les propina un golpe en la cabeza con la cacha del revólver a Óscar y Daniel.

“El otro sujeto que tenía sometidas a las personas, se sube de pasajero y salen a toda velocidad, no por el camino habitual… A 4 kilómetros de allí parquean la camioneta Nissan, se bajan y con gasolina riegan el vehículo tanto en la parte interna como externa y le prenden fuego. Luego abandonan el lugar”, leyó el delegado de la Fiscalía durante la audiencia de imputación de cargos. 

Más tarde llegaron al sitio los voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Valledupar, quienes refrescaron el vehículo (ya se habían sofocado las llamas por el transcurso del tiempo). El cuerpo de Ustariz fue inspeccionado por el CTI y ocho días después lo recibió su familia, tras pruebas de ADN realizadas por Medicina Legal.

LEA: CTI y Gaula Militar capturan a presuntos asesinos de Puro Ustáriz

El Ñato fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario.

Loading...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.