Deidades de la Música Vallenata

Hermosa idea la que han tenido los artistas Carla Celia y Joaquin Botero al plantearse el proyecto de recrear, desde la unión de sus talentos en la pintura y en la escultura, el universo de la música vallenata hola en la que ha consagradograndes páginas de sus canciones a la memoria de las mujeres que han inspirado, en distintos momentos de la historia de esta música, a importantes compositores de esta cultura sonora del Caribe colombiano. 

El resultado es una selecta galería que se nutre del imaginario popular para elevar a piezas escultóricas pictóricamente tratadas las referencias musicales y poéticas de mujeres como la Diosa Coronada y Matilde Lina, de Leandro Diaz; la Alicia Adorada de Juancho Polo Valencia; Joselina Daza, de Alejo Durán; Ada Luz, La Maye, la Brasilera, Maria Tere, la Vieja Sara, Rosa María y la Patillalera, de Rafael Escalona; Diana, de Calixto Ochoa; La Cañaguatera, de Isaac Carillo; y la Tomasita que el Caimán se comió en Ciénega y cuya autoría se disuelve en los humedales del mito popular. 

Aquí lo importante lo constituye la asunción del desafío que comporta darle forma visualmente perceptible a una imagen que ya millones de persona tienen fijada en su mente de una manera personal, determinada por el poder comunicador de la música popular. Es decir, ahora estas piezas artísticas proponen una imagen nueva que va desde luego amplia el horizonte de significación que hasta este momento evocaban las letras y las músicas de estas canciones. 

A partir de ahora, esos personajes salen de las canciones en donde han vivido por años arraigados en la cultura popular a recorrer las galerías de arte de Colombia y el mundo para contar con otro lenguaje y otros alcances estéticos una parte entrañable de nuestra historia regional. 

Las obras estarán en la Casa Gases del Caribe en Valledupar a partir de este miércoles 24 de abril a las seis con once obras dedicadas a las mujeres más cantadas de la música vallenata.