Encontraron sin vida a facturador del Rosario Pumarejo de López

Con nostalgia trabajaron este martes en el Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar, por la inesperada muerte de Emilio Briseño Morales, un hombre de 49 años que dedicó más de siete al servicio de esta institución.

Al principio como archivador y ahora, facturador.

Briseño Morales fue encontrado muerto la noche del lunes al interior de una residencia ubicada en el barrio La Popa de la capital del Cesar.

Su cuerpo estaba tendido sobre una cama y registraba rigidez. Al parecer, falleció el domingo en horas de la mañana. Ese día habló vía telefónica con su sobrino Janel Miguel Gómez Morales para invitarlo a comer, pero no concretaron la cita.
“El viernes lo vi, el sábado me llamó para invitarme a un quinceañero, pero no lo pude acompañar. Luego hablamos el domingo y no pudimos vernos porque yo estaba trabajando”, manifestó Janel Miguel Gómez Morales, sobrino.

Sus compañeros de trabajo lo esperaron el domingo en la tarde para que recibiera turno. Se les hizo extraño porque nunca faltaba, se intentaron comunicar con él y fue imposible. El lunes, durante todo el día, tampoco apareció, por lo que preguntaron a la familia, que angustiada se trasladó a la residencia, donde lo encontraron sin vida.
“No sabemos si sufría de alguna enfermedad, hace días lo traje de urgencias al Hospital porque sentía un dolor en el pecho. Le mandaron una pastilla y ya”, agregó Janel Miguel Gómez Morales.

Emilio Briseño Morales será sepultado en Los Venados, corregimiento ubicado al sur de Valledupar.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.