Ideas para renovar tu cocina

La cocina es un lugar fundamental en el hogar. Allí preparamos los alimentos que vamos a consumir a diario y, en ocasiones, es el lugar elegido para compartir conversaciones con familiares y amigos.

Que la cocina sea un lugar agradable será clave para motivarnos a pasar tiempo en ella preparando alimentos saludables y caseros. Para ello, es importante generar un ambiente armónico, que produzca sensaciones de tranquilidad y relajación.

En este sentido, contar con unos gabinetes suficientes para almacenar los utensilios de cocina y alimentos de manera ordenada, es muy importante.

En este artículo, les daremos algunas ideas para renovar la cocina y lograr un ambiente ideal.

La armonía del orden

Mantener los espacios ordenados es una de las claves para lograr tranquilidad, mayor concentración y fomentar el descanso. Si bien en la mayoría de los ambientes de la casa es fácil lograr una configuración armónica de muebles y objetos, en la cocina puede ser todo un desafío. Y es que se trata de un ambiente que debe tener una gran capacidad de almacenamiento para llegar a guardar tanto utensilios como alimentos.

No se trata aquí, como tal vez sucede en otros ambientes, de aplicar el minimalismo en la reducción de objetos. Lamentablemente, si queremos llevar una alimentación saludable, será necesario contar con una nutrida alacena que nos permita realizar preparaciones variadas y caseras. De manera que, en la cocina, no podemos escapar a la proliferación de objetos que necesariamente tendremos que ordenar.

Por esa razón, la clave de lograr un lugar armónico está en incorporar un buen set de muebles organizadores con suficiente capacidad de almacenamiento para que todos los objetos y alimentos necesarios encuentren un espacio suficiente y adecuado. 

¿Qué tipo de muebles me conviene comprar?

Empecemos por las alacenas de cocina. Hay que aprovechar todo el espacio disponible para generar lugares de guarda y, en este sentido, la alacena es una gran aliada.

Son muchos los tipos de alacenas disponibles en el mercado. Lo importante a la hora de elegirlas es tomar las medidas exactas del espacio disponible para comprar la que mejor se ajuste.

Encontrar los muebles adecuados para la cocina puede ser todo un desafío, ya que muchas veces la alacena, así como el mueble organizador o el mueble auxiliar cocina, vienen diseñados en tamaños estandarizados que no se ajustan exactamente al espacio que precisamos cubrir. Puede ser que sean demasiado grandes, resultando imposible incorporarlos al espacio o, por el contrario, muy pequeños y nos obliguen a desperdiciar el lugar.

Considerando que lograr la mayor cantidad de espacio de almacenamiento es el objetivo central en la remodelación de la cocina, habrá que evaluar si podemos invertir un poco más de dinero en comprar muebles a medida o si, por el contrario, deberemos conformarnos con los muebles auxiliares de cocina baratos.

Además de alacenas, hay que prestar especial atención a los gabinetes para cocina. Estos mobiliarios son ideales, ya que como van colgados a la pared, nos permiten ganar espacio de almacenamiento en altura, sin quitarnos lugar en el piso, ya sea para circular o ubicar otros muebles. 

En este sentido, nuestro consejo es invertir más dinero en unos buenos gabinetes para cocina a medida que nos permitan aprovechar toda la superficie en altura disponible. No importa si, al hacerlo, terminamos con estantes que quedan demasiado altos. Siempre habrá objetos, como las ollas, para guardar que no son de uso diario y podrán encontrar allí un lugar de guarda. Luego, con un banquito de uno o dos escalones, podremos acceder a esos espacios sin problemas.

Por último, es fundamental buscar un buen lugar para los cajones para cocina. Muchas veces subestimamos su importancia al comprar cocinas integrales que sólo incluyen dos o tres. Nuestra sugerencia es que, si el espacio lo permite, no hay que escatimar en los cajones para cocina. 

Por el contrario, mientras más cajones tengamos disponibles, tendremos más posibilidades de mantener ordenados los utensilios de la cocina y nos evitaremos tener que cargar en exceso alguno de ellos.

Cuidar la estética

Para lograr la armonía no sólo es necesario contar con suficiente espacio de almacenamiento para utensilios y alimentos. La estética que elijamos para el espacio tendrá también un rol central para que nuestra cocina sea un espacio que nos invite a pasar parte del día en ella. En este sentido, antes de empezar es importante que definamos los colores y materiales a utilizar. 

Cuando la renovación es de cero, elegir una estética puede resultar más fácil, ya que bastará con elegir una paleta de colores y los materiales para seleccionar dentro del catálogo de las tiendas o mandar a fabricar los muebles que necesitamos.

Sin embargo, muchas veces las renovaciones no son totales sino parciales. En estos casos, deberemos encontrar elementos que puedan combinar con muebles o espacios estructurales que ya están presentes en la cocina y que no se van a cambiar.

Para ordenarlos, lo más recomendable es empezar por definir qué tipo de renovación haremos. Si es total, será entonces cuestión de revisar los catálogos de materiales disponibles para ir construyendo una estética desde cero. Si, por el contrario, la renovación es parcial, convendrá tomar nota de cuáles son los materiales y objetos que van a quedar y, si es posible, fotografiarlos para tener a mano sus características y colores.

En cualquiera de los casos, se trata de lograr combinaciones entre colores y materiales que aporten a la construcción de un ambiente armónico.

Algunos consejos en este sentido son, en primer lugar, optar por colores pasteles, ya que al ser poco vibrantes agrandan los ambientes y tienen efecto tranquilizador. En segundo lugar, evitar excederse en un mismo color o material y, en cambio, buscar combinar los colores con sus complementarios. Lo mismo aplica a los materiales. Por ejemplo, en vez de elegir piso de madera con muebles de madera, lo recomendable es combinar piso de cemento con mueble de madera y mesada de acero. 
En conclusión, la cocina es uno de los principales ambientes de la casa por lo que renovarla para que sea un espacio agradable que nos invite a cocinar y compartir alimentos es fundamental para la salud de todos los miembros del hogar.