OPINIÓN: El talante del secretario

POR: JOSE LUIS BUSTOS REALES

La semana pasada el secretario departamental del medio ambiente Andrés Arturo Fernández Cerchiaro publicó en su cuenta de twitter la imagen de un empleado de una empresa de vigilancia local. En ella se puede ver que el empleado, vencido por el sueño, está en una silla y su rostro y su apellido se ven claramente en la fotografía.

El trino despertó una interesante reacción de solidaridad con el humilde vigilante, de la que hicieron eco incluso algunos medios de comunicación; algunos lo tomaron con humor, porque al intercambiar palabras para decir ¨Celador dormido¨ al secretario se le ocurrió trocar las dos palabras y escribió ¨Celaduerme¨ …

​No pocos, entre ellos yo mismo, vimos en la publicación un abuso, ya que, al exponer la foto, el apellido y el nombre de la empresa, nos quedó claro que, si ese trino tenía consecuencias, sería la del despido del humilde empleado, porque primero, no estaba trinando un adolescente sin oficio, sino que era nada menos que un ex candidato a la alcaldía de Valledupar y a la Cámara de Representantes de Colombia y segundo porque qué puede hacer ante tremendo poder un humilde vigilante nocturno…

​Y si digo humilde es porque si no lo fuera, no sería vigilante, sería por lo menos Secretario de despacho gubernamental, por decir algo.

​Hasta ahí, la cosa no tendría consecuencias para nadie, salvo para el pobre hombre, que nada puede hacer ante un poderoso y que posiblemente al momento de escribir esto, ya sea otro desempleado de la ciudad. Hasta ahí…

​Pero la que parece ser la hermana del secretario no se tomó con espíritu deportivo las respuestas al desafortunado trino de su hermano y empezó a contestar con cierto nivel de agresividad, por lo menos al que escribe estas letras, a quién preguntó esto: Usted escribe esas incoherencias sobrio?

​Eso es entre cómico y patético porque yo soy un seguidor de Ernest Hemingway que dijo que hay que escribir ebrio y editar sobrio, de manera que ese Argumentum ad hominem no solo no me ofende, sino que me parece divertido que todo aquél que se atraviesa en mi pluma sale corriendo a decir que estoy borracho; pero es más patético que cómico, porque después de eso tuve un intercambio de mensajes con el secretario por el inbox de twitter que me reveló que la agresividad de la hermana era apoyada, reafirmada y defendida por el secretario de despacho, en una actitud que reveló en Andrés Arturo un talante camorrero y amenazante…

​Por el inbox le expresé que con su familia he tenido vínculos de respeto y cortesía, que lo de la hermana era fuego amigo y le pedí que cesara en los ataques, y la respuesta fue que no debía meterme en problemas ajenos y que su hermana no está sola…

​¿Que su hermana no está sola?

​¿Eso que puede significar cuando el intercambio es en la red social, donde todo el mundo por excelencia, está solo?

​Yo escribo solo, trino solo y opino solo…

​Le manifesté que no entendía la expresión, pero a eso el secretario respondió con una sentencia de pandillero de barrio: “Tu entiendes lo que te conviene, así que ya sabes”

​¿Ya sé qué, señor secretario?  ¿Qué es lo que me conviene? ¿Que a usted no se le puede tocar? ¿Qué cómo su hermana no está sola hay que dejar que usted ponga en peligro humildes trabajadores sin rechistar? ¿Q sé? ¿qué es lo que me conviene?

​Hago esto público porque no me apetece permitir que usted en privado se permita lenguaje de camorrero de barrio mientras en campañas políticas se vende como un intelectual que escribe libros de cuestionable trascendencia…

​Ni siquiera la jefe de su clan político, Doña Cielo me ha expresado en la vida un comentario amenazante, aun cuando mi pluma ha escrito sobre ustedes cosas bastante fuertes en ocasiones; ella que es su familiar, y de quién usted debería aprender un poquito, tiene por talante la conciliación, nuncala he escuchado amenazar a nadie y créame, no han sido pocas las veces en que hemos coincidido en espacios físicos y a veces políticos y jamás la he escuchado levantar la voz…

​Lo que queda claro, independientemente de lo que a usted le haya sucedido con esa empresa de vigilancia es que usted parece creer que goza de una licencia especial para confundir el contenido (Vigilante vencido por el cansancio) con el continente (Empresa con la que usted parece tener un conflicto). Semejante error de categoría lo que refleja es que usted cree estar por encima de las circunstancias y no lo está: eso se llama narcisismo (Suponer que usted es especial) y resulta en una muy mala propaganda para su clan político.

​Hecho público este asunto, le pido que (Ahorrándose el tema del licor, que me tiene sin inclusive), aclare qué cosa es lo que “ya sé”.

​A usted andar de amenazador no le luce ni un poquito, pero en todo caso, sepa que no me asusta ni un átimo…

Luis Felipe Angell de Lama, más conocido por su seudónimo, Sofocleto escritor, periodista, humorista gráfico y poeta peruano escribió esta bella frase: La mediocridad es el arte de no tener enemigos…

Yo tengo muchos.

¿Cuantos tiene usted?

Espero pues. 

Ya sabe…


Loading...

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.