Venezuela
En Cúcuta instalan puesto de mando para la ayuda humanitaria a Venezuela
2019-02-05
juez-tumba-orden-de-captura-contra-carlos-mattos
“Nunca tuve ningún tipo de trato, reunión o conversación con Ia Juez 16 Civil del Circuito”: Carlos Mattos
2019-02-05

OPINIÓN: La casa de gobierno

Por José Luis Bustos Reales

Desde que se instauró la figura de la elección popular de alcaldes y gobernadores, la casa Gnecco Cerchiaro lleva 5 de las 8 gobernaciones que se han elegido, y viene por más…

Ese clan lleva en manos de Lucas Gnecco 2 gobernaciones, en la de Rafael Bolaños Guerrero una más;en cabeza de Luis Alberto Monsalvo Gnecco otra y en la actualidad en cabeza de Franco Ovalle la quinta: 5 de 8 y vienen, otra vez en cabeza de Luis Alberto por la sexta de la lista.

Desenredemos: Lo de Lucas no requiere explicación: El fundó esta dinastía; Rafael Bolaños, quiérase o no, debe aceptar varias cosas: Sus hijas son de apellidos Bolaños Gnecco, porque su primera esposa Gina, es hermana de padre y madre de la nueva jefa del clan y sus hermanos, así que ellos y doña Cielo María Gnecco Cerchiaro son los tíos de sus hijas. Adicional a esto, fue el Gobernador Encargado de terminar el mandato en el que Lucas terminó destituido; luego, con el respaldo de Cielo y el hoy fallecido Jorge Gnecco Cerchiaro, resultó elegido gobernador y terminó también destituido; después, como para que la marca quede muy clara, aceptó en la gobernación de su sobrino político Luis Alberto Monsalvo Gnecco el cargo de Secretario Departamental de Salud en el que fungió como Gobernador Encargado no pocas veces…

​Que Rafael hoy presente su nombre como detractor de la casa Gnecco hace que, por presunción de la buena fe, se le crea en principio, pero esos son los hechos reales y esa es una piedra muy pesada para arrastrar en una campaña que promete moverse entre dos sentimientos claros:

El Gnequismo y el anti Gnequismo.

Hasta ahí van 4, sigue el poco afortunado gobierno de Franco Ovalle, nuestro actual gobernador, al que se le aplica la vieja fábula política de la tortuga montada en la punta de un poste, que cuando uno la ve, le pasan estas cosas por la cabeza: Primero: No entenderás cómo llegó ahí; segundo: No podrás creer que esté ahí; tercero: Sabrás que no pudo haber subido solita ahí; cuarto: Estarás seguro que no debería estar ahí; quinto: Serás consciente que no va a hacer nada útil mientras esté ahí; entonces lo único sensato sería ayudarla a bajar de ahí…

​Todo se imaginó Franco, menos que más de una década de invisibilidad silenciosa y de leal fidelidad a Vargas Lleras le iba a resultar en el encargo de gobernador; y digo encargo, porque él tiene el título, pero claramente no tiene la gobernaciónLa gobernación sigue siendo del Clan, sigue siendo de Cielo.

​Y me voy a permitir hacer una defensa mínima del Clan Gnecco: 

​Quienes los acusan de haberse apoderado del departamento están muy, muy equivocados; quienes los acusan de comprar la gobernación en cada elección no saben de política: Ni se la roban, ni la compran ni intimidan al votante: Es el pueblo del Cesar el que se las entregaestúpidamente elección tras elección, donde salen en manadas, felices a regalarles el voto…

​De manera que la elección ellos, no se la roban; otra cosa es lo que hacen una vez electos y que miraremos al final de este artículo.

​Ya lo he dicho y lo sostengo: ¿Puede el Clan Gnecco actuar de otra manera? 

No. No puede ni tiene por qué.

No puede porque eso es un acto de mero instinto de supervivencia; ellos sí que saben para qué es el poder, no es el tema de la gobernación: Esa es la minucia, el poder está en las cámaras y el senado que desde ese despacho se montan: Bancada en el congreso de la república, ese es el verdadero poder, el que logra ministerios, direcciones de institutos descentralizados, grandes contrataciones nacionales, embajadas, consulados…

Esas pequeñas cosas que los votantes y sus hijos nunca tendrán en cabeza propia, porque eso es para ellos y para su círculo más íntimo. 

El poder es para mantenerse en el poder y eso ellos lo entienden muy bien.

Un pueblo que elige un gobernante que lo avasalla, lo saquea, lo pisotea y lo humilla no es su víctima: Es su cómplice.

​Pimiento en su momento, con el clan Araújo a su espalda, se las quitó. Sí, pero su inmenso ego, su soberbia sin límites, no le permitió empoderar a nadie y el clan le soltó a Consuelo Araújo el armamento pesado y Lucas se hizo a la segunda gobernación para la casa Gnecco. Luego Hernando Molina Araújo se las quita, pero en una elección marcada con un sino trágico: Solo compitió contra el Voto en Blanco y ya todos sabemos cómo terminó eso…

El voto en Blanco con una furia incontenible, cobró venganza cuatro años después y eligió esa decepción llamada Cristian Moreno Panesso, que traicionó rápidamente el fervor popular y salió corriendo a devolverle la gobernación a la casa Gnecco a cambio de una Cámara para su hermano Cristiancito: La primogenitura a cambio de un platico de lentejas que, de paso, ha sido otra decepción en la cámara de representantes. Cristian, recibió de mano del pueblo raso, credencial de Gobernador pero parece ser que algunos son perros que no saben estar sin dueño, porque Cristian se le entregó a los Gnecco, entre cómico y patético porque el clan apoyó a Arturo Calderón y Cristian Fue pizza gratis para ellos…

Veamos el saldo de entregar al clan Gnecco nuestros destinos: Lucas terminó destituido y condenado a prisión por las altas cortes. Sí, pero aún está prófugo su flamante Secretario de Hacienda William Saade Vergel, porque en su segundo gobierno se desaparecieron más de 28 mil millones de pesos de la Educación de nuestros niños, y el hombre está condenado. Sí, pero no ha pagado un día de cárcel ni el clan ha perdido su poder…

Rafael Bolaños terminó también destituido. Sí, pero el clan no pierde un átimo de poder; Luis Alberto Monsalvo nos dejó un saldo de su gobernación que Franco, el gobernador gato no ha logrado tapar…

Ya se sabe que el que compra gato, tiene que comprar la cajita de tierra para que el hermoso animalito tape sus ´cagaditas´ pero las que Luis Alberto le dejó a Franco, son muy grandes y huelen desde lejos…

El estadio, la joya de la corona, comenzó en $33 mil millones, era de dos pisos y con tremendo render de plazoleta y todo; va 5 años después en $62 mil, sin plazoleta, sin césped, sin electricidad, sin baños, de un piso y sin cubierta: Y Franco anda apresurado para que el alcalde le reciba ese Mamut Blanco, quizá porque como Luis Alberto viene por su segunda gobernación, quieren pasarle ese grasiento chicharrón al alcalde Ramírez Uhia, y rápido, no sea que la campaña sorprenda al nene con el chicharrón en su caldero (de paso le recomiendo al alcalde que no lo vaya a recibir, a menos que lo haga con Procuraduría y Contraloría nacional a bordo)…

Dejo este dato: En el Estadio Armando Maestre Pavajeau de Valledupar se invirtieron cerca de $59.000 millones en la primera fase, que serviría para albergar al menos 5.000 espectadores, mientras que, en el municipio de Sahagún, Córdoba, donde hace mucho se entregó el Estadio de Fútbol Armando Tuirán Paternina, con capacidad para 4.000 espectadores y el costo fue de $15.000 millones…

Y fue en Córdoba, la de los Ñoños y los Besailes, de por Dios!!!

La Universidad Nacional.

Esta imagen que comparto habla sola:

La universidad de Los Andes, sede caribe costó $23 mil millones, bioclimática y funcionando. La Administración de Luis Alberto nos dejó por $64 mil millones un Programa de Admisión para 100 estudiantes, que ni siquiera está en funciones… Además, se trata de una obra muy polémica con 2 suspensiones, 6 prórrogas y un tercer reinicio…

​Ahora, la Joya Vial, tramo El Zanjón – Pueblo Bello: Luego de haberle invertido 55 mil millones de pesos a una vía que no supera los 40 kilómetros, con 30 Kilómetros contratados por el valor de $39 mil millones de pesos, inicialmente y una adición de más de $15 mil millones de pesos que no sirvieron para llevar la obra para llegar almenos a un 90 % de ejecución…

Y así…

El Chorro de La Paz no aguantó el primer aguacero, el Complejo de Tenis se cae a pedazos, el Canal de Panamá, una inversión de más de $30 mil millones y lo que tiene es un increíble récord de remiendos, y el que remienda no estrena…

Y el muelle flotante de Chimichagua, cómo no, que ahora es un muelle sub marino…

​Todo esto y mucho más es lo que dejó Luis Alberto y que no logró tapar el gato…

​¿Y vuelve Monsalvo Gnecco con la cara lavada a que el pueblo del Cesar lo elija de nuevo?

Así es. 

Vuelve porque es la cara bonita del clan, y el pueblo del Cesar, como en una película de terror, abraza y besa a una bella mujer, pero en el espejo el espectador puede ver que está besando un zombi putrefacto, el clan es el cuerpo que está podridoLuis Alberto es la cara bella que el Cesar besa

Y si deciden cambiar a Luis Alberto, será lo mismo que con Franco: Pondrán ahí un personaje anodino para que nada cambie y espero que El Mello Castro no sacrifique su futuro político fascinado por ese espejismo….

​Y ellos no compran la gobernación: Eso es otro mito

​No afirmo ni niego que ellos compren votos de una u otra forma (Lucas estuvo preso por constreñimiento electoral y a Luis Alberto le tienen engavetado en la corte un proceso por corrupción al elector) pero toda no la pueden comprar y no porque no tengan el dinero, que lo tienen, es porque es técnicamente imposible comprar 200 mil votos… Se requeriría una caravana de carros de la Brink recorriendo el departamentos, repletos de dinero para hacer esa compra…

tampoco se la roban ni hacen fraude electoral, porque con el argumento alucinante de “Yo no voy a perder mi voto” Ustedes le regalan esa elección al clan. Ellos lo saben, y de eso se ríen; del mito de que gastan decenas y decenas de miles de millones: Si gastan, pero no lo que la ingenua ignorancia de los electores cree, ni mucho menos…

Y sí.

Son derrotables.

Por . JOSE LUIS BUSTOS REALES.

@jlreales

1 Comment

  1. María C González dice:

    Resumen muy claro de lo que acontece en el departamento del Cesar. Ya está bueno, demostrémoslo este 27 de Octubre. Quitémosle las llaves del departamento., a este Clan. Devolvámosle el Cesar a los Cesarenses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: